Psicología-Sexología

¿Vives tu sexualidad de manera placentera? ¿Notas que tu deseo ha disminuido o que el dolor ha empezado a formar parte de tus relaciones? ¿Te estás sintiendo sola durante el posparto? ¿Estás triste o ansiosa desde que eres madre? ¿Estás atravesando un duelo perinatal?

El derecho a una vida digna y placentera debe ser algo incuestionable. Disfrutar de la sexualidad y sentirnos bien con ella es esencial para una buena salud mental. Si sientes que algo no está funcionando bien, la psicología-sexología puede acompañarte. El placer merece su espacio. Es tu derecho.

Ser madre es difícil y dejar de invisibilizarlo es un requisito para darnos el lugar que necesitamos. Ofrecer apoyo y acompañamiento es lo mínimo que podemos hacer.

Cuidar la salud psíquica de las madres es esencial, pues sostenerlas emocionalmente es tan importante como cuidar al propio bebé. Sabemos que el 95 % de las mujeres afirman haber experimentado sentimientos de soledad en el posparto, por lo que debemos poner el foco en las madres, convertirlas en el centro y comprender que el cuidado de las criaturas debe ir de la mano del autocuidado.

¿En qué podemos ayudarte?

    • Dispareunia (dolor en las relaciones sexuales).
    • Vaginismo.
    • Anorgasmia.
    • Disminución del deseo.
    • Dificultades en situaciones de intimidad.
    • Rechazo al propio cuerpo tras el embarazo y el parto.
    • Depresión posparto.
    • Dificultades en la crianza.
    • Maternar en soledad.
    • Duelos perinatales. Abortos.
    • Terapia de pareja.

La primera consulta tiene una duración de una hora y el resto de 45 minutos.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Estoy triste o es Depresión posparto?

Tras el parto y el nacimiento del bebé, nuestros niveles hormonales descienden de forma brusca, por lo que es inevitable que se generen cambios a nivel emocional. El cansancio y la falta de sueño derivados de cuidar al bebé durante todo el día, la disminución del descanso, las visitas constantes y el estado de alerta permanente contribuyen a generar una percepción negativa y, a veces, incluso catastrofista de la situación.

Este cuadro leve de tristeza es bastante frecuente, suele aparecer en la primera semana después de dar a luz y tiende a desparecer aproximadamente en torno a los veinte días.

Es habitual que las madres estén más vulnerables, irritables y que sientan deseos de llorar a menudo. Pueden tener visión de túnel, es decir, llegar a experimentar la sensación de que lo que les ocurre solo les sucede a ellas y de que además ese malestar no va a terminar.

Sin embargo, este cuadro de tristeza tiende a desaparecer con el paso de las semanas y la adaptación a esta nueva experiencia. Tener una buena red de apoyo, ya sean familiares o amigos, que acompañen a las madres en estos primeros momentos, compartir y expresar cómo nos sentimos, descansar e intentar dormir cada vez que el bebé duerma, son algunas herramientas que se pueden utilizar para minimizar esta sensación de malestar.

Es importante que las madres se miren, se escuchen y se permitan darse cuenta de lo que están sintiendo y de cómo lo están sintiendo. Si pasan las semanas y estas emociones no cambian ni mejoran, si la frustración o la culpa se instalan con fuerza y si las madres sienten que están atrapadas en una situación que les genera mucho malestar, entonces podemos hablar de depresión posparto.

 

¿Qué es la Depresión posparto?

Conforma un Trastorno Depresivo Mayor que se produce en el puerperio o posparto de la mujer. Será posible detectarlo cuando el cuadro de tristeza del que hablamos se prolongue más allá de esos primeros veinte días desde el nacimiento y suponga un gran malestar para la madre. El pico de los síntomas suele aparecer alrededor de la semana doce. No obstante, puede ocurrir hasta un año después del nacimiento del bebé. El llanto recurrente, los cambios emocionales, el insomnio, la irritabilidad, la astenia, la apatía y las alteraciones del sueño y del apetito son sus principales síntomas. La culpa y la frustración por no ser capaces de responder a ciertas expectativas, suelen ser protagonistas.

A veces es difícil integrar aquello que nos sucede y adaptarnos a cambios vitales tan importantes como la llegada de un bebé y la nueva identidad como madre que eso supone.

Cualquier emoción que acompañe a las madres es válida y debe ser respetada, escuchada y acompañada. Deben poder hablar y narrar su historia con total libertad. Buscar ayuda es hacerse cargo de toda esta lluvia de emociones, permitiendo que otros nos acompañen y sostengan.

 

¿Sientes dolor en tus relaciones?

En sexología, nos ocupamos de la dispareunia no física, es decir, del dolor que tiene que ver con factores emocionales, socioculturales y psicológicos. La educación sexual deficiente, los problemas de autoestima, el rechazo al propio cuerpo, el bajo deseo sexual, la dificultad para alcanzar el orgasmo, las experiencias negativas que se van acumulando o el miedo a la penetración suelen estar detrás de esta vivencia displacentera.

La normalización del dolor y las molestias durante las relaciones sexuales en la cultura del aguante hace que tardemos en expresar y compartir lo que nos sucede y, por tanto, en pedir ayuda y acompañamiento. Es muy importante que seamos conscientes de que el dolor nunca es normal y de que debemos darle voz para dejar de silenciar nuestras experiencias más negativas.

 

 ¿Qué es la anorgasmia?

La anorgasmia queda definida como la ausencia de orgasmo. Detrás de cualquier dificultad sexual encontramos una educación sexual deficiente, una idea sobre las prácticas sexuales más que alejadas de la realidad, y en muchos casos, notables problemas de autoestima, que pueden oscilar desde el rechazo al propio cuerpo hasta una construcción de una identidad basada en el deseo de satisfacer a otros por encima de placer propio. Si no hemos de normalizar las sensaciones de dolor, tampoco debemos hacer lo propio con la percepción de ausencia de placer. Recordemos que sentirlo es nuestro derecho. El sexo no debe hacer daño ni dejarnos indiferentes. Tenemos derecho a vivirnos y experimentarnos de manera satisfactoria.

 

CITA PREVIA 655 947 197
informacion@mubesfisioterapia.com
L-V: 9:00 a 13:30 / 15:30 a 20:30

2019 © Copyright. Agencia Creativa Mira! ®  Marca registrada

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar