Blog

Plagiocefalia posicional ¿qué podemos hacer desde la fisioterapia?

   La plagiocefalia deformacional o posicional es la deformación asimétrica del cráneo, ocasionada por una presión ejercida en una misma región de éste durante un tiempo prolongado. No siempre aparece al nacer, en ocasiones aparece después de varias semanas.

   Plagiocefalia significa” cabeza oblicua”. La cabeza tiene forma larga y estrecha y es frecuente en bebés prematuros.

   En ésta disfunción no existe fusión de las suturas (unión entre los huesos del cráneo), sino solapamiento. Este solapamiento frena el crecimiento óseo. Las zonas prominentes son zonas de crecimiento normal mientras que las zonas planas son zonas de solapamiento y compresión.

¿Qué causa esta deformación asimétrica?

  • Factores mecánicos intrauterinos: embarazos múltiples y traumatismos del parto, como puede suceder en los partos asistidos con fórceps o ventosas.
  • Tortícolis congénita (se presenta al nacer): la tensión de uno o varios músculos del cuello hace que la cabeza se gire y/o incline en una dirección determinada, encontrándose el movimiento contrario limitado.
  • Prematuridad: los prematuros tienen más riesgo de plagiocefalia porque los huesos consolidan en las últimas 10 semanas de gestación.

Además, si necesitan un respirador artificial durante largos períodos de tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales, su cabeza se encuentra en una posición fija.

  • Posición del niño boca arriba (decúbito supino) y sin cambios de posición durante largos períodos.

Características de la plagiocefalia posicional

   El diagnóstico se hace mediante un examen físico tras el nacimiento y en las consultas del niño sano a lo largo del primer año de vida.

   Examinando la cabeza desde arriba se observa:

  • Forma del cráneo en paralelogramo: aplanamiento occipital (parte posterior) de un lado y abombamiento del hueso frontal (frente) y parietal (lateral de la cabeza) del mismo lado.
  • Puede haber prominencia del arco cigomático (parte lateral del ojo).
  • Desplazamiento anterior de la oreja del miso lado del aplanamiento posterior del cráneo. A veces aparece doblada.
  • La línea de los ojos está desalineada.
  • Tortícolis: es necesario realizar una evaluación de las cervicales, de la movilidad de la cabeza, para confirmarlo.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias?

A corto plazo:

  • Problemas oculares como por ejemplo estrabismo, que puede ser vertical.
  • Irritación de los nervios del cráneo: puede provocar trastornos digestivos como vómitos, naúseas, reflujo.
  • Hipertensión endocraneal.
  • Alteraciones de la conducta.

A largo plazo:

  • Escoliosis infantil idiopática (de causa desconocida).
  • Disfunciones del cráneo y la mandíbula.

Tratamiento de la plagiocefalia posicional

 Los padres deben involucrarse en el tratamiento.

  • Cambios posicionales: si el grado de deformidad es moderado o grave no suelen dar resultados. Alternar las posiciones entre lateral y boca arriba (supino). Incluso boca abajo (prono) mientras el lactante esté despierto y pueda ser observado. 
  • Cascos de remodelaje: en los casos severos en los que no son efectivos los cambios posicionales. Se usan 23 horas al día con una hora libre para el aseo.
  • Estimular la movilidad de la cabeza en caso de tortícolis congénita asociada. 
  • Tratamiento osteopático

Tratamiento osteopático

El tratamiento osteopático lo realiza un Fisioterapeuta especializado en Osteopatía.

Los objetivos del tratamiento osteopático son:

-Suprimir los solapamientos de los huesos que frenan el crecimiento óseo.

-Liberación de las compresiones.

-Corregir las torsiones y desviaciones de los huesos del cráneo.

-Modelado del cráneo.

-Tratar las lesiones intraóseas de los huesos del cráneo.

-Liberar el macizo facial (huesos de la cara), la mandíbula.

-Liberar las membranas intracraneales.

-Liberar la columna vertebral y la pelvis.

-Tratar la tortícolis liberando los movimientos limitados de la cabeza.

En definitiva, el objetivo principal del tratamiento osteopático es corregir las deformaciones y tensiones en el cráneo para evitar las repercusiones negativas que pueda tener en el desarrollo del niño y normalizar la función del organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar